Aguas gasificadas NO son tan malas como lo creíamos (FUERA MITOS)

Sin duda, mi lema es y será: “Dile NO a las DIETAS y SÍ al cambio de HÁBITOS”;  por eso  uno de los graves errores, es pensar que existe un producto “bueno” o “malo” que es capaz de transformar nuestras  vidas (para bien o para mal) El resultado de cómo estamos hoy físicamente, emocionalmente y…